Buscar

Cómo integrar el yoga en tu día a día.

Ya hemos hablado anteriormente sobre tipos de yoga y si cualquier persona puede o no hacer yoga. Pero una vez que te has decidido y te apetece probar, ¿qué haces? ¿cómo practicas? En mi opinión, la posibilidad de practicar yoga nunca ha sido tan asequible y ha estado tan al alcance de la mano de todos como hasta ahora. Desde videos en youtube hasta clases online o presenciales. De hecho, yo comencé a hacer yoga viendo videos en youtube y tiempo después me apunté a un estudio donde podía aprender de manera presencial; así que como ves las opciones son muchas.


Si vas a practicar en casa y buscas lo básico para ir probando, necesitas poca cosa: un espacio donde te sientas cómoda, una esterilla y tener ganas. Por supuesto, si quieres el kit completo lo ideal sería también conseguir un par de bloques, un cinturón y tener una manta a mano; pero todo esto es sustituible por cosas que tengas a mano en casa.

Al poco tiempo comenzarás a notar los beneficios físicos y también los mentales.


Pero, ya sabemos que Yoga no es solo asana, movimientos y posturas complicadas, ¿verdad? Yoga además es pranayama y meditación. Es una forma de vivir también, por qué no. Y puedes hacerlo lo complicado o fácil que tu quieras, las técnicas van desde sencillas respiraciones a meditaciones donde requieres una precisa atención pasando por asanas más o menos elaboradas. Pero también puedes integrar pequeños hábitos en tu día a día, de forma muy sencilla sin que tengas que cambiar tu vida para vivir el yoga.


Aquí te dejo tres cosas que puedes hacer para integrar el yoga en tu día a día:



¿Cuáles son algunos de los beneficios de estas prácticas?

Al hacer yoga reducimos los niveles de cortisol, que es la hormona que se libera en respuesta al estrés. Así conseguiremos tener menos tensión, estar más en calma y regular los ciclos del sueño.

Por otro lado, al unir movimientos y respiración mejoraremos la concentración y la coordinación cuerpo-mente. Con la práctica, poco a poco estaremos más presentes para dejar de estar en piloto automático.

También muchas de las posturas fomentan el buen funcionamiento del metabolismo y del sistema circulatorio. Y gracias a la respiración influiremos en el sistema nervioso, si quieres saber más sobre esto te cuento por aquí.

Y tú, cuéntame cómo integras el yoga en tu día a día.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo